Super hábitos para organizarme...( parte 1 )

Hola hermosas!!!



Esta foto no es de hoy pero es de una epoca donde tuve que renacer y reinventar mi organización espiritual, mental y laboral...

Hoy quiero compartirte por acá mis super hábitos que durante años me funcionan super bien y responden la constante pregunta, Rosalia como lo haces?

Pues lo primero asi como que mas primero de todo es que enfoqué en irme mas temprano a la cama, asi madrugar no es tan perezoso y en lugar de mendigar cinco minutos mas de sueño me los regalo de acción  ( el descanso es vital para todo ).

Entonces, no podemos amar lo que no conocemos, antes de crear cualquier rutina, meta o lista... debes identicarte , amarte y conectar al cien contigo misma... para que tengas una relación mas fluida y respetuosa con tu ser, creeme, eso es ley.

Entonces bien... toma nota si quieres,
Quien eres?
Como eres?
3 cualidades tuyas,
3 cosas tuyas que te dan orgullo lindo,
Tu mayor miedo,
3 debilidades...

Una especia de FODA personal... esto funciona un montón, pues como dicen por ahí, te conoces tan bien que nadie puede utilizar tus defectos para herirte...

ahora bien, en materia...

Sacate el mito de que estar ocupado es ser productivo,

Cuando vemos a alguien que está siempre ocupado, lo vemos como algo positivo, pensamos: “qué persona trabajadora y responsable”, o “debe ser importante, siempre tan ocupado, con reuniones…

Y no es que ser personas activas y que trabajan duro o hace múltiples actividades en su día sea malo, el problema es que confundimos estar ocupado con estar avanzando. 

No siempre esa apariencia de persona trabajadora, va acompañada de resultados relevantes.

En la realidad la gran mayoría de las veces se trata de personas que se están esforzando mucho y haciendo mucho.

Pero no necesariamente están avanzando en sus objetivos más importantes o logrando resultados reales.

Y cuando nos pasa, es muy difícil que nos demos cuenta.

Es como si estuviésemos metidos en una burbuja en la que hacemos y hacemos, y esperamos tener resultados por el simple hecho de estar ocupados.

No vemos resultados, y nos frustramos. Y continuamos haciendo y haciendo.

Si ahora estás dándote cuenta de que te sucede esto, y que no necesariamente estás haciendo lo necesario para avanzar.

Sino que simplemente estás manteniéndote ocupado, lo que puedes comenzar a hacer es ejercitar el DECIR QUE NO.

Decir que no es una habilidad fundamental que tienen las personas organizadas y equilibradas. 

Y es un hábito clave para poder gestionar mejor tu tiempo.

Saben priorizar lo que sí los acerca a sus objetivos, y decir que no a aquello que otras personas harían por compromiso o sin reflexionar demasiado.

Si querías saber cómo organizarte mejor, con esto ya podrás hacer un gran cambio en tu día a día.

Desde ahora, cada vez que estés por hacer algo, reflexiona y hazte estas preguntas:

– ¿Esta actividad me acerca a alguno de mis objetivos más importantes?
– ¿Qué pasaría si no lo hiciera?

Si con esto te das cuenta de que nada grave pasaría si no lo hicieras, y que en realidad no te acerca a un objetivo importante, entonces puedes eliminar eso de tu calendario y enfocarte en algo realmente importante.

Además, con esas preguntas podrás saber si estás eligiendo hacer algo porque tienes alguna obligación con la que quieres cumplir (por ejemplo, si no hiciera X, mi jefe me despediría)

O porque es importante para ti, más allá de que no tenga consecuencias inmediatas (por ejemplo, dedicar un par de horas al día a tu negocio porque te acerca a tu objetivo de ser independiente).

Programar trabajo, hacer lista, llevar agenda... y saber que colocar allí... eso para mi es lo mas importante... 

Como que literal... en MI caso... sino está en la agenda o en la pizarra blanca de la cocina, no es prioridad.

Seguimos con la segunda luego... mientras te dejo esta por acá para que la vayas trabajando...


X, RS.



IMG-4125

Comentarios

Entradas populares