De momento las lagrimas...

...y lloras como si nunca fueras a dejar de hacerlo...
como si no existiera consuelo para tu dolor y de repente envuelta en esas
mismas lágrimas comprendes que aunque llores mil años, aunque te duela,
aunque sufras, nada va a cambiar lo que está pasando... y si asi es, es porque
debió ser... nada pasa de otro modo...

y te las secas... lo mas rapido posible, respirando profundo como que nada pasó,
pero muy confiada en que mañana será un mejor día y no volverás a llorar nunca mas...
confiando en tu fé en Dios, en ti misma y en ese amor propio que nos mantiene tan firmes cuando mas lo necesitamos...

se vale llorar, infinitas veces... pero es aún mas valido saber que duelos se lloran
y que duelos no...

Much Love,
Rosalia Serrano Dina.



Comentarios

Entradas populares