Frutas y sus propiedades...

Hoy hablamos de la fresa, el kiwi y el guineo...

La fresa:

Posee más cantidad de vitamina C que muchos cítricos.
Contiene vitamina A (5 microgramos por 100 gr.), vitamina E (0,23 miligramos por 100 gr.) y menores cantidades de otras vitaminas como las B1, B2, B3 y B6. 
Entre sus minerales, las fresas aportan fundamentalmente potasio y magnesio, aunque también hierro, fósforo, yodo y calcio. 
Tienen 2,2 gramos de fibra por 100 gramos de producto, lo que supone un aporte moderado.
Antioxidante, diurética...
Contienen también ácido fólico, lo que las hace ideal para las embarazadas.
 
El kiwi:
 
Rico en fibra y un alto aporte de minerales y vitaminas, excelente para el sistema inmunológico.
Contiene vitamina C (mas del doble de una naranja), vitamina E y vitaminas del grupo B,
también cuenta con ácido fólico....y es favorecedor en la absorción de hierro.
Potasio, magnesio, cobre... un solo kiwi cubre el 10% de la cantidad de magnesio diaria, mineral que se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. 
El kiwi es rico en luteína, al igual que el huevo y otras frutas y verduras (espinacas, brócoli, acelgas).
Además, por su abundancia de potasio y bajo aporte de sodio, los kiwis resultan muy recomendables para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón.

El guineo:

Satisface rápidamente el hambre, dando un buen aporte de energía y nutrientes como el potasio.
Reduce el riesgo de sufrir presión arterial alta.
Restaura la actividad normal de los intestinos. Además, los plátanos son una fuente de riqueza excepcional de fructooligosacáridos, un compuesto llamado prebiótico, ya que nutre a las bacterias del colon.
Estas bacterias beneficiosas producen vitaminas y enzimas digestivas que mejorar nuestra capacidad de absorber los nutrientes, además de los compuestos que nos protegen contra los microorganismos hostiles.
Protege de úlceras y acidez estomacal.
El guineo es el mejor alimento para bebés que tienen que comenzar a comer sólidos.
Ayuda a reducir el colesterol.
Protege al riñón.
Alivia la resaca.
 
Los plátanos contienen 3 azúcares naturales: sacarosa, fructosa y glucosa. 
El potasio también es esencial para ayudar a que los músculos se contraigan adecuadamente durante el ejercicio, además de que reduce los calambres. 
 
Combina diariamente un platillito de frutas, de desayuno, después de comida o a media tarde... y nutre tu cuerpo de una manera deliciosa...
 
#muchlove.

Comentarios

Entradas populares